Sentirse Sano

Una dieta variada y con equilibrio, mejora tu estado general de salud.
El consumo de tortas, pasteles y masas preparadas debe ser reducido a una porción diaria de tamaño pequeño. Cuanto más cantidad de frutas naturales contenga la torta, mejor. Además, los bizcochuelos se preparan con aceite vegetal de maíz minimizando el uso de manteca (grasa animal).
Se recomienda utililizar crema reducida en calorías (diet) y darle cuerpo con gelatina sin sabor, para evitar la excesiva grasa de la crema de leche.
Te ofrezco una breve descripción de lo que se considera una dieta alimenticia equilibrada en nutrientes y aportes calóricos:

Variedad

Deberá estar compuesta por los 5 grupos de alimentos (lácteos, carnes, frutas y verduras, harinas y cereales y por último las grasas y los azúcares refinados).

Suficiente

Es necesario que se provea alimentos suficientes de acuerdo a la edad, las diferentes actividades y el tipo de trabajo que desarrolla cada persona.

Distribución

A lo largo del día, se deberán ingerir como mínimo 4 raciones de comida (desayuno, almuerzo, merienda y cena).

Higienica

Deberá cumplir con las normas de profilaxis necesarias para evitar la transmisión de enfermedades.

Cuidadosa

Es importante que el aporte calórico sea el adecuado para mantener el peso normal, evitando la malnutrición (falta de calorías) y la obesidad (exceso de calorías). La dieta debe proporcionar un 60 % de hidratos de carbono, 15 % de proteínas y un 25% de grasas.

    Pirámide nutricional

    La pirámide nutricional es usualmente el método utilizado para sugerir la variedad de alimentos a consumir en forma cotidiana.
    Lo que propone la pirámide es el consumo de los productos que la componen en propociones parecidas a las de sus escalones.

  • calidad

    Productos lácteos

    Formados por la leche, los quesos, el yogur, la ricota y los flanes a base de leche. Proveen proteínas, calcio y vitaminas A y D.
    Se recomienda la ingesta de 2 vasos de leche por día o 2 yogures por día.

  • calidad

    Carnes, legumbres y huevos

    Son junto a los productos lácteos, la fuente más importante de proteínas de excelente calidad nutricional. Las carnes incluyen el tipo vacuna, porcina, pollo y pescado. Las carnes aportan hierro de origen animal que es mejor aprovechado por el organismo que el hierro de origen vegetal como el que aportan las legumbres. El consumo deberá estar limitado a una sola porción de carne por día, ya que la carne vacuna contiene además grasas saturadas. Los porotos (soja y manteca), los garbanzos y las lentejas (en diferentes variedades) se denominan legumbres. Aportan una dosis alta de proteínas. Contienen hierro de origen vegetal que combinado con vitamina C (cítricos y vegetales verdes) se aprovechan mejor en el organismo. Los huevos son buena fuente de proteínas de alta calidad, contienen hierro, luteína y zeaxantina que intervienen en la salud visual. Se pueden consumir hasta tres huevos por semana.

  • calidad

    Frutas y verduras

    Las frutas y verduras (sobretodo crudas y frescas) constituyen una fuente de vitaminas y minerales (importantes para el desarrollo celular) y mucha fibra.
    La fibra regula las diferentes funciones del intestino y previene enfermedades como la obesidad, el cáncer y afecciones relacionadas con el sistema cardiovascular). La vitamina C y A.
    La ingesta adecuada es de 2 a 3 porciones de frutas y verduras por día.
    Es importante acostumbrar a los niños desde pequeños a disfrutar de las verduras y las frutas en sus comidas diarias.

  • calidad

    Harinas y cereales

    Los cereales aportan hidratros de carbono, las vitaminas del grupo B y fibras (cuando son cereales integrales).
    Se cuentan dentro de los cereales al arroz, el trigo, la avena, el centeno, la sémola, el lino, las semillas de sésamo y de girasol.

  • calidad

    Grasas y azúcares

    Las grasas y los azúcares deben consumirse en forma moderada ya que el aporte principal que realizan al cuerpo es energía. En el caso de los aceites vegetales suman la vitamina E (aceites). La manteca contiene pequeñas dosis de vitamina A. Las grasas pueden ser vegetales (aceites) y animales (manteca, grasa de vaca y pollo). Las grasas animales en exceso son perjudiciales para el organismo y principal causa de obesidad y trastornos cardiovasculares. Limitar su consumo es clave para mantener el cuerpo sano. La cantidad de azúcar ingerida es también un punto fundamental en una dieta sana. Evitar las golosinas, los azúcares de las gaseosas y la panificación a base de azúcar refinado y grasa vacuna (facturas y frituras).